Cargando...

 

Blog

Mar 18, 2020

Reglamento de Bruselas II bis. Cuestiones Matrimoniales.

Mar 18, 2020

          En este nuevo artículo, vamos a tratar un tema que cada vez tiene mayor afluencia en nuestra vida cotidiana, gracias al aumento de la relación entre personas de diferentes países, la apertura de los mercados y la flexibilización de los regímenes fronterizos, entre otros.


          El Reglamento Bruselas II bis, establece los órganos judiciales de los Estados Miembros de la Unión Europea (UE en adelante) salvo Dinamarca, que son competentes para dictar sentencias de divorcio, separaciones judiciales y nulidad cuando alguno de los contrayentes es nacional o bien tiene su residencia habitual en un Estado Miembro de la UE (arts. 1 y 6).

          Debemos matizar que trata solo sobre la cuestión del estado civil y no sobre las pensiones compensatorias de los cónyuges, su régimen económico o la pensión de alimentos de los menores (art. 3).

          Cualquiera de los cónyuges, podrá optar para presentar la solicitud de divorcio, separación judicial o nulidad en cualquiera de los siguientes Estados Miembros de forma alternativa (art. 3.1.a Reglamento Bruselas II bis) en:

          - La residencia habitual ambos cónyuges, o

          - El último lugar de residencia habitual de los cónyuges siempre que continúe residiendo uno de ellos, o

          - La residencia habitual del demandado, o

          - La residencia habitual del demandante si ha residido al menos el año inmediatamente anterior a la presentación de la demanda, o

          - La residencia habitual del demandante que haya residido al menos 6 meses inmediatamente anteriores a la presentación de la demanda siempre que sea nacional de dicho Estado.

          - En el supuesto, en el que ambos cónyuges presentaran la demanda de forma conjunta, podrá optar por la residencia habitual de uno de los cónyuges.

          Mención aparte de las anteriores alternativas, los cónyuges también podrían presentar la demanda en el Estado Miembro de la nacionalidad de ambos (art. 3.1.b Reglamento Bruselas II bis).

          Una vez expuesta la teoría, vamos a ejemplificarla con un supuesto práctico:

          Imaginemos que el Señor X y la Señora Y, ambos de nacionalidad española, residentes desde hace 5 años en Francia. Unos años después deciden separarse, pero sin empezar ningún trámite judicial y la Señora Y, decide trasladarse a Italia. Cuando la Señora Y lleva residiendo 3 años en Italia, decide solicitar el divorcio.

          ¿Dónde podrá presentar la demanda la Señora Y? La Señora Y podría presentar la demanda en tres Estados diferentes: en España, al tener ambos esta nacionalidad; en Francia, al haber sido la residencia habitual del matrimonio y continuar el Señor X residiendo allí y en Italia, al ser la residencia habitual de la Señora Y, demandante, desde hace 3 años.

          ¿Y si deciden de mutuo acuerdo presentar una demanda conjunta? Tendrían la posibilidad de interponerla en España, debido a su nacionalidad compartida y en Italia o Francia, debiendo elegir entre estas, al ser su residencia habitual.

          ¿Y si la Señora Y presenta una demanda de separación, pero posteriormente quiere divorciarse? En virtud del art. 5 de Bruselas II bis, seguirán siendo competente el mismo órgano jurisdiccional del Estado Miembro que ha dictado la resolución de separación.

          ¿Y si el Señor X, presenta una demanda de divorcio en Francia, cuando la Señora Y ya la había presentado en Italia? En este supuesto, el órgano jurisdiccional de Francia deberá suspender de oficio su procedimiento en aras de que se establezca la competencia debida, que será la de Italia al ser ante el primer órgano jurisdiccional que se presentó la demanda (art. 19.1 y 3 Bruselas II bis).

          Una vez divorciados el Señor X y la Señora Y por medio de una resolución dictada en un Estado Miembro, también lo estarán en el resto de los Estados pertenecientes a la UE sin necesidad de ningún procedimiento, al reconocerse dicha resolución (art. 19 Bruselas II bis).

          Únicamente se denegaría dicho reconocimiento cuando la resolución fuera contraria al orden público, cuando al demandado no se le ha notificado o trasladado la demanda y no ha podido organizar su defensa (rebeldía), si la resolución fuera inconciliable con otra dictada entre las mismas partes en litigio o si la resolución fuera inconciliable con otra resolución previa entre las mismas partes dictada por otro Estado Miembro o no Miembro que previamente ha sido reconocida (art. 22 Bruselas II bis). Todos estos casos expuestos de denegación son muy excepcionales. 

          Por tanto, la resolución de divorcio dictada por cualquier Estado Miembro de la UE no será revisada en el resto de los Estados a los que afecte ni se realizará un control sobre la competencia de dicho órgano jurisdiccional y no se requerirá más procedimiento para la actualización del estado civil en los Registros.

 

 

Por: Brianda Borobia Jodra. (Compañera en prácticas en Horizontal).

<< Go back to the previous page

Tags : articulo reglamento bruselas matrimonio legal

 

Contacto

Llámanos
949 03 41 66
Dirección
Av. Buendía, 11 Despacho 41
19005 Guadalajara

Nombre:

Email:

horizontal@horizontalabogadosyarquitectos.es" id="sendemail" name="sendemail" placeholder="">

Teléfono:

Mensaje:

He leido y acepto la política de Privacidad del Sitio


Abra el Mapa
Cierre el Mapa