Cargando...

 

Blog

Mar 18, 2020

Parejas de hecho y matrimonio ¿primos hermanos o enemigos irreconciliables?

Mar 18, 2020

En principio, decantarse por una u otra opción parece una decisión ligada a las creencias y valores. Por el contrario, esta elección entraña diversas consecuencias dependiendo de los derechos y obligaciones de la opción seleccionada.
Con este artículo, pretendemos desterrar la idea preconcebida de que el matrimonio y la unión de hecho son equiparables o similares, ya que no presentan notables disparidades. Aunque esto no es tan contradictorio, si nos tenemos en cuenta que las parejas de hecho o de convivencia more uxorio, es una institución creada precisamente para no tener las mismas consecuencias que el matrimonio. A esta conclusión ha llegado el Tribunal Supremo, en su Sentencia del 12 de diciembre de 2005, “con la existencia del matrimonio homosexual y el divorcio unilateral, se puede proclamar que la unión de hecho está formada por personas que no quieren, en absoluto, contraer matrimonio con sus consecuencias”.
La principal base sobre la que residen ambas, es que se encuentran encuadradas en el Derecho de Familia, rama del Derecho Civil y que tienen como principal requisito la existencia de una relación de afectividad y convivencia.
Este aspecto se demuestra con la definición que hace el Tribunal Supremo de las parejas de hecho como “la unión libre, pública y estable de dos personas con independencia de su orientación sexual, siempre que guarden entre sí una relación de efectividad análoga con el matrimonio, siendo incompatible con cualquier matrimonio de los convivientes”. Mientras que el matrimonio es conceptuado en el artículo 44 del Código Civil como: “la unión estable y permanente de dos personas del mismo o diferente sexo”.
Sin embargo, son muchas y variadas las diferencias presentes entre ambas instituciones. En el presente artículo nos ocuparemos de las más llamativas, así como de la formación de ambos, el régimen económico, los derechos económicos y su disolución. 
Comenzando por lo esencial, ¿qué requisitos son necesarios para contraer matrimonio, o para instituir la pareja de hecho?
Para contraer matrimonio se debe acreditar la capacidad matrimonial, por medio de un certificado en el que se especifica el estado civil del contrayente. Y, posteriormente, deberá prestar su consentimiento ante la autoridad competente y dos testigos, con el fin de obtener el acta que certifica esta unión y que se inscribe en el Registro Civil (artículos 56, 61 y 62 del Código Civil).
¿Y para constituirse pareja de hecho? En este caso, lo primero que debemos aclarar es que no existe una regulación estatal, es decir, debemos atenernos a lo que haya dispuesto cada Comunidad Autónoma respecto a los requisitos y derechos o prestaciones matrimoniales en esta figura. Sin embargo, es cierto que no todas las Comunidades Autónomas han elaborado una ley específica sobre ello, en estos casos, pueden inscribirse en el Registro de Parejas de Hecho. Por tanto, no se puede determinar de forma genérica como constituirse como pareja de hecho, sino que será necesario tener en cuenta el lugar de residencia.
¿Y qué régimen económico se aplica a ambas instituciones?
En el matrimonio los cónyuges tanto al inicio como durante el mismo pueden elegir entre la sociedad de gananciales, la separación de bienes y el régimen de participación. Mientras que las parejas de hecho no disponen de ningún tipo de régimen económico predeterminado ni legal ni convencional por lo que será necesario que lleguen a acuerdos ante Notario para la determinación de este. A falta de este pacto, se les aplicaría de forma analógica las normas de la comunidad de bienes.
Aparte del régimen económico, de las parejas también se desprenden otros derechos económicos como la pensión compensatoria, la pensión de viudedad, la fiscalidad y la herencia.

Fiscalmente, los matrimonios forman una unidad familiar de forma que podrán presentar el Impuesto sobre la Renta de Personas físicas conjuntamente. Mientras que las parejas de hecho no conforman esta unidad familiar, por lo que solo podrán presentarla individualmente.

Sobre los derechos hereditarios, las parejas de hecho no tienen ningún tipo de derecho legal ni se les consideraría legitimarios. En otras palabras, si quieren que su pareja reciba parte de su herencia deberán disponerlo mediante testamento sin perjuicio de que deban respetar los derechos de los herederos forzosos. En cambio, en el matrimonio, el cónyuge viudo tiene derecho legalmente al usufructo del tercio de mejora (art. 834 CC) si existen hijos o descendientes o a la mitad de la herencia en usufructo si existen ascendientes (art. 837 CC). 

¿En el caso en que la pareja quiera disolver su unión? El matrimonio se disuelve por la muerte o declaración de fallecimiento de uno de los cónyuges y el divorcio a petición de uno de ellos o ambos sin necesidad de alegar ninguna causa (art. 85 y siguientes del Código Civil). Mientras que en las parejas de hecho se puede deber al fallecimiento, al matrimonio de uno de ellos o a la decisión de ruptura de común acuerdo o por uno de los miembros. En este último caso, deberán notificarlo al Registro donde se ha inscrito previamente la unión. 

¿Y si tenían hijos en común? En este supuesto, en ambos casos priman los mismos principios de igualdad y respeto del interés superior del menor con independencia de la situación jurídica que regulase la relación entre los progenitores. Por tanto, los dos padres tendrán los mismos derechos y obligaciones en relación con el menor, la única diferencia radica en el procedimiento judicial: en el matrimonio, se fijarán las medidas en la separación o divorcio (art. 769 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil) y en las parejas de hecho mediante un proceso de medidas paternofiliales (art. 764 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

 

 

Por: Brianda Borobia Jodra (Compañera en prácticas en Horizontal).

<< Go back to the previous page

Tags : matrimonio;parejadehecho articulo hermanos enemigos reconciiables

 

Contacto

Llámanos
949 03 41 66
Dirección
Av. Buendía, 11 Despacho 41
19005 Guadalajara

Nombre:

Email:

horizontal@horizontalabogadosyarquitectos.es" id="sendemail" name="sendemail" placeholder="">

Teléfono:

Mensaje:

He leido y acepto la política de Privacidad del Sitio


Abra el Mapa
Cierre el Mapa