Cargando...

 

Blog

Mar 11, 2020

La importancia del poder en el tráfico jurídico.

Mar 11, 2020

En esta ocasión vamos a tratar la importancia del poder en el tráfico jurídico.

Se trata de un instrumento utilizado enormemente en la actualidad para diversos negocios jurídicos, ya sea para uno en concreto, o con amplias facultades para diversas actuaciones en nombre de otro.

La base legal la encontramos en el artículo 1259 del Código civil, el cual dice así:

                     Ninguno puede contratar a nombre de otro sin estar por éste autorizado o sin que tenga por la ley su                               representación legal.
 

                    El contrato celebrado a nombre de otro por quien no tenga su autorización o representación legal será                     nulo, a no ser que lo ratifique la persona a cuyo nombre se otorgue antes de ser revocado por la otra parte                     contratante.


Se trata de una representación voluntaria, en la que una persona, de manera unilateral (es decir, no hace la falta la firma ni presencia del apoderado a la hora de otorgar el poder, solo es necesaria la del poderdante), otorga a otra  una autorización para realizar en nombre de la primera uno o varios negocios jurídicos.


A eso se refiere la primera parte del artículo ahora nombrado, y en la que nos vamos a centrar, exponiendo brevemente al final de este artículo a lo que se refiere la segunda parte del antedicho, la ratificación.


El poder legitíma y facúlta a una persona a actuar en nombre de otra frente a terceros.


Podemos encontrar varios tipos de poderes, enumerando a continuación los más habituales:


          1.- Poder general para pleitos: Mediante este tipo de apoderamiento, se faculta a abogados y procuradores para poder actuar en nombre y representación del poderdante ante los juzgados y tribunales, en aquellos procedimientos en los que es preceptiva dicha intervención para que prospere adecuadamente el procedimiento, como requisito procesal.

          2.- Poder general: El poder general es aquel que se otorga a una persona para que pueda realizar en nombre y representación del poderdante, cualquier acto de disposición. Las facultades de este poder son realmente amplias, puesto que puede realizar el apoderado desde compraventas a contratar líneas de crédito, gestionar suministros..etc. Todo tipo de acto y negocio jurídico en nombre de la persona que otorga el poder.

          3.- Poder especial: Este poder se encuentra limitado al negocio jurídico en concreto que se describa en el poder. Es decir, si quiero otorgar un poder a una persona para que en mi nombre firme una compraventa, no hará falta que otorguemos un poder general, si es el único motivo por el cual se otorga el poder, si no que en el mismo determinaremos que solo tiene validez para la compraventa, describiendo el inmueble en concreto, y para que pueda gestionar la liquidación de impuestos posterior, por ejemplo.

          4.- Poder preventivo en caso de incapacidad: Este poder se encuentra recogido en el artículo 1.732 del CC, y se trata de un poder que subsiste en sus efectos en caso de que la persona que otorga el poder devenga incapaz. Se otorga ante notario y para el mismo es necesario aportar certificado médico de que la persona que está otorgando el poder se encuentra aún en plenas facultades (este certificado médico será necesario en algunos supuestos) así como la partida de nacimiento, puesto que este poder se inscribe en el registro civil donde se encuentra inscrito el
nacimiento.

Por: Carla Arizala González

<< Go back to the previous page

Tags : legal articulo poderes immportancia traficojuridico

 

Contacto

Llámanos
949 03 41 66
Dirección
Av. Buendía, 11 Despacho 41
19005 Guadalajara

Nombre:

Email:

horizontal@horizontalabogadosyarquitectos.es" id="sendemail" name="sendemail" placeholder="">

Teléfono:

Mensaje:

He leido y acepto la política de Privacidad del Sitio


Abra el Mapa
Cierre el Mapa